Páginas

jueves, 26 de agosto de 2010

Alimenta tu espiritu.

Muchas veces escucho como las personas se siente cada vez mas cansadas, saturadas y abrumadas. Pareciera que la vida que les ha “tocado” vivir es un castigo del que por su supuesto no lograran salir vivos.

Este enfoque tan derrotista muchas veces esta asociado a un sentimiento de insatisfacción producto de un pequeño descuido, se nos olvida alimentar nuestro espíritu. Pasamos el día corriendo de un lugar a otro buscando dinero, buscando oportunidades, nos desgatamos haciendo trabajos que consideramos mas rentables, incluimos en nuestra lista de prioridades muchas cosas que nada tienen que ver con nosotros, pero que socialmente son las que entendemos deberíamos hacer.

Una persona que camina por la vida respondiendo a los estímulos y demandas externas, sin detenerse al menos un instante cada día para alimentar su espíritu. Se esta condenando a cada día estar mas agotada, mas cansada y por ende mas abrumada.

Reconocer que en nuestro cuerpo esta nuestro espíritu y que sus necesidades son tan validas con las necesidades primarias de nuestro cuerpo, es empezar a vernos como seres completos. Nuestra sociedad nos ha envuelto en una carrera sin pausa en la que llegamos a pensar que cuando algo no nos produce dinero, admiración, poder, prestigio estamos perdiendo en tiempo.

Nadie invierte mejor su tiempo, que aquel que dedica parte de su vida a alimentar su espíritu. Una persona con buena nutrición espiritual, es capaz de llenar de energía y de luz cualquier lugar y por ende de enfrentar cualquier situación. La satisfacción que produce en una persona las cosas que hace para nutrir su espíritu, se traducen de inmediato en energía para vivir la vida con mayor fluidez, con mayor claridad y con mayor responsabilidad.

Asumir las necesidades que tiene mi espíritu y proveerle el alimento es un paso esencial para convertirme en un ser humano consciente y responsable. Es tiempo de dar el paso, empieza a observar aquellas cosas simples de la vida que te llenan de energía. Qué sucede cuando escuchas música? Qué pasa dentro de ti, cuando cocinas, bailas, conversas, Ries, estas en la playa, caminas por el campo, ayudas a otros. En fin, que cosas de las que haces te llenan tanto que pareciera que no pasa el tiempo, que una vez las haces, todo tu ser vibra y estas listo (a) para dar lo mejor de ti.

Empieza un delicioso plan de alimentación para nutrir y fortalecer tu espíritu y de alguna manera contribuir a nutrir el de la gente que te rodea. Entrégate a la experiencia, hoy solo pronuncia palabras de aliento, de alegría, de paz, hoy solo desea lo mejor para ti y todos los que te rodean, un espíritu bien alimentando se llena de fuerza, luz y vitalidad.

Hoy es un día diferente y desde lo mas profundo de mi corazón quiero agradecer a todos los que cada día me acompañan a nutrir mi espíritu con los mensajes de mis ángeles de un día diferente. Saber que por este medio nos acompañamos y nos conectamos en una vibración mas positiva es un regalo de la divinidad que mi espíritu disfruta y agradece cada día. Si, Gracias y Por favor todos los días de mi vida.

No hay comentarios.: